De esta manera, es importante que el gobierno nacional empiece realmente a generar políticas claras, fuertes y duraderas, encaminadas a lograr un desarrollo bajo en carbono, en el que se apueste por un desarrollo inclusivo y sostenible, y dónde se priorice la calidad de vida de los colombianos.